23 de junio de 2011

Rueiros.

No estaba muerta, no. Estaba de parranda. ¡Y qué acertada es esta frase! Debería darme vergüenza actualizar tan poco, pero lo peor, y lo digo con una mano en el corazón, es que no he podido hacer nada para remediarlo y, como escritora de este blog, voy a dignarme a explicar el por qué de tan horrible enunciado. Estaría bien venir aquí periódicamente a contaros mi vida, cosa que posiblemente no os interese ni a un cuarto de la mayoría, o sorprenderos con vídeos y textos ingeniosos, pero como todos en algún momento de nuestra vida, me encontraba bastante escasa de ideas originales o de temas coherentes sobre los que escribir al finalizar la segunda etapa universitaria, a principios de este querido mes. Realmente no sé si os ha pasado alguna vez, pero cuando inviertes demasiado esfuerzo mental en algo, véase exámenes, una vez acabas, tu cerebro, bajo el rostro de Yao Ming riéndose, decide escapar de tu cuerpo durante una temporada. Y tan vacía me he quedado, que a la hora de ponerme a relatar he comprendido que no sabía ni encajar correctamente la 'm' con la 'p'. Tras entender la fatal realidad, decidí dedicar mi tiempo a cosas terribles y banales como salir de fiesta hasta las tantas, dormir como si no hubiera un mañana y bailar en mi salón creyéndome Tom Cruise en Risky Business a ritmo de un majestuoso 'Old time rock n' roll'. Vamos, cosas que a vosotros, inteligentes y cultos lectores, posiblemente os aborrezcan. 
  
Aún así, a pesar de mi falta de materia gris estas semanas, decidí, por fin, editar un proyecto que llevaba unos meses queriendo sacar a la luz: Rueiros, un programa creado para destapar la verdad sobre lo qué realmente saben los españoles de cultura general. La idea surgió, alrededor del mes de Marzo, tras ver unas entrevistas que Julian Morrow realizó a ciudadanos americanos, en una de esas clases de la universidad que no deberían existir ni siquiera para conciliar bien el sueño. Se lo comenté a un par de amigas y unas semanas después nos vimos en la calle intentando entrevistar a alguien. En general, la grabación estuvo bien, pero fue un auténtico coñazo conseguir a personas amables para preguntar. No podéis ni imaginaros lo borde que puede llegar a ser la gente.
  
En resumen, y ya finiquitando la entrada y antes de que me mandéis a frunjir un rato por ser tan cansina y contaros mi vida, aquí os dejo el primer episodio de Rueiros. Rezo para que os guste y os saque, aunque sea, una diminuta sonrisa. ¡Disfrutad!

Rueiros. Entrevistas de cultura general a los españoles. 

2 comentarios:

Thinking in love. dijo...

Por si a alguien le gusta más Youtube que Vimeo, dejo por aquí el link. ;)

http://www.youtube.com/watch?v=x5qv-OPkHlg

Martalexia dijo...

Me reí muchísimo con el vídeo, casi muero con lo de la Sinde xD me parece una buena idea xD